5 maneras de estimular el desarrollo de tu bebé

El tiempo que dedicás a tu bebé y las experiencias que creás con él en sus primeros meses, son la base más importante para construir conexiones en su cerebro que serán importantes para el resto de su vida. Aquí es donde las técnicas de estimulación oportuna se tornan importantes para las familias de recién nacidos.

La estimulación oportuna ofrece la oportunidad de adquirir una serie de experiencias desde una óptica más sensorial que les estimula según su edad, es decir, que no se adelanta al desarrollo natural del niño, sino que sienta las bases para el aprendizaje posterior, favoreciendo el desarrollo motriz, de lenguaje, cognitivo y sensorial del bebé y la conexión positiva con sus padres.

A continuación, te compartimos 5 formas de estimular oportunamente a tu bebé desde casa:

1.Nuevos sonidos

Dejalos sorprenderse por la melodía de una canción, el sonido de la lluvia, el chasquido de tus dedos, los sonidos diarios de tu hogar y el tono de tu voz. La exposición a sonidos es importante para su posterior desarrollo del habla y la comunicación.

2. Un ratito de pancita

El tiempo en el que los bebés pasan boca abajo les permite desarrollar sus músculos y coordinación. Con 4 minutos, dos veces al día irás preparando las bases para su etapa de gatear y caminar.

3. Libros, libros, y más libros

Además de mejorar las habilidades de audición de tu bebé, cada vez que leés un cuento para él se crea una importante conexión entre ambos. Leer también ayuda su inteligencia, ya que hay una importante relación entre ésta y la cantidad de palabras que recibe diariamente.

4. Imágenes de alto contraste

El negro y el blanco serán los colores aliados en el desarrollo cognitivo de tu bebé, ya que representan un importante contraste ideal para despertar su sentido de la vista. Las imágenes geométricas en estos colores y ubicadas a 30 cms de su rostro te ayudarán en su agudeza visual.

5. Masajes y caricias

La mejor forma de liberar tus hormonas de la felicidad y las de tu bebé es mantener el contacto piel con piel. Realizando masajes desde el centro de su cuerpo hacia las extremidades, estimulás su sistema nervioso y mejorás sus ciclos de sueño.

Si querés aprender más técnicas de estimulación oportuna para tu bebé, preguntá por nuestro servicio “Peek-a-boo Sensory Club”, cada sábado para niños de 0 a 12 meses de edad.